Sistema de Gestión Energética

Sistema de Gestión Energética

Podemos definir un Sistema de Gestión Energética, de un modo general, como el conjunto de actividades que permiten la gestión de la energía, con una tecnología determinada, para cumplir unos objetivos fijados de ahorro, control y productividad.

El Sistema de Gestión Energética actúa como facilitador del ahorro energético, en sí no ahorra energía, pero permite que las actuaciones realizadas por las personas se hagan con conocimiento, productividad y eficacia.

Un Sistema de Gestión Energética puede implicar a toda la empresa: el consumo es realizado por todos y todos tenemos responsabilidad en su gestión.

Gestionar la energía es saber qué hacer, entendiendo lo que sucede:

¿Cuánto gastamos?

¿Por qué lo gastamos?

¿Cómo gastamos?

¿Cómo podemos ahorrar?

¿Hemos gastado lo que deberíamos?

El Sistema debe permitirnos responder a todas estas preguntas. La implantación de un Sistema de Gestión Energética cobra especial interés y aporta mayor competitividad y productividad, cuanto mayor sea el consumo y/o número de acometidas que se quieran gestionar.

Lo más importante para lograr la eficiencia energética en una empresa no es sólo que exista un plan de ahorro de energía, sino contar con un sistema de gestión energética que garantice la mejora continua de la misma.